spare Parts
B CAR News

¿Cuáles son los repuestos de coche más importantes?

¿Cuáles son los repuestos de vehículo más importantes y demandados? Tanto para fabricantes como para conductores, conocer la respuesta de cuáles son los componentes más relevantes resulta interesante para poder ofrecer una experiencia de conducción más cómoda y segura.

¿Cuáles son los repuestos de coche con mayor demanda?

Seguramente, has acertado la pregunta incluso antes de leer la respuesta. Si valoramos cuáles son los repuestos de coche más demandados, encontramos que los neumáticos son los recambios con más salida del mercado.

En concreto, y según apunta un estudio elaborado por Persistance Market Research, los neumáticos de los vehículos representan el 43,9% del total de la demanda de los recambios. Una cuota que está muy por delante de la demanda de frenos, de componentes de suspensión o de piezas de dirección.

Este dato no sorprende, en parte, porque los neumáticos son el componente del coche que mayor desgaste sufre. Están en contacto directo con el arcén y, durante la conducción, soportan la fricción con la carretera. Además, los neumáticos quedan expuestos a pinchazos y reventones.

Según fuentes especializadas, neumático puede durar entre 3 y 5 años como máximo y, por muy cuidadoso que sea el mantenimiento, es un recambio de coche que siempre trae consigo fecha de caducidad. Las condiciones climatológicas, la humedad o el peso del propio vehículo ya son, de por sí, un desgaste para el caucho.

¿Cuáles son los repuestos de coche más importantes?

Si atendemos a la importancia del repuesto, el podium de recambios de coche más valorados será diferente. En parte, porque hay piezas que pueden condicionar, y en mucho, la calidad de la conducción y la seguridad de los pasajeros.

Y es que, en lo que se refiere a conducción, preservar el sentimiento de seguridad es la prioridad tanto de los fabricantes como de los propios conductores. En este sentido, las tres piezas que condicionan más este sentimiento de conducción cómoda y segura son:

  • Baterías: Se trata de un componente de máxima importancia, ya que la batería es la encargada de proporcionar impulso al motor. Además, claro está, la batería del vehículo posibilita que se accionen la radio o el aire acondicionado (funcionalidades que condicionan, y en mucho, la comodidad de la conducción). Las averías en este componente se producen, sobre todo, por la estratificación de ácido y/o por la carga baja.
  • Filtros del coche: Los filtros son un componente muy sensible del coche y pueden entorpecer, y en mucho, la comodidad y seguridad de la conducción. Si se utilizan recambios incompatibles con las especificidades del vehículo, puede provocar fallos importantes en el motor y en la conducción.
  • Frenos: Los frenos de estacionamiento electrónicos posibilitan el freno del vehículo en caso de emergencia. Es una funcionalidad altamente importante para garantizar la seguridad de los pasajeros. De hecho, los frenos de estacionamiento eléctrico que los convencionales es un sistema más seguro porque, cuando se accionan a gran velocidad, permiten mantener el control del vehículo.

¿Es importante realizar un mantenimiento de las piezas del coche?

Está claro que nada es para siempre. Quien haya sido propietario (o sea actualmente) de un vehículo sabe que la visita al mecánico es prácticamente inevitable. En parte, porque un vehículo (como también ocurre con las personas) sufre desgaste y necesita de un mantenimiento atento.

Revisar a menudo el coche no solo reduce la posibilidad de avería del mismo, sino que, también, ayuda a minimizar el riesgo de sufrir un accidente. Para tener un mantenimiento adecuado, desde BCAR recomendamos:

  • Revisar el vehículo de manera periódica: No es necesario acudir al taller solo cuando se detecta una incidencia. También conviene acudir al taller para revisar que todos los componentes son seguros y el coche funciona correctamente. Por lo general se recomienda acudir, por lo menos, una vez al año.
  • Contar con materiales de repuesto de calidad: No por el hecho de contar con piezas autorizadas, la máxima calidad está asegurada. A menudo, muchas piezas de recambio no autorizadas nos garantizan igualmente la máxima calidad y, además, nos permiten reducir costes.