¿qué pasa con los puntos de recarga en España?
B CAR News

España no supera la media europea en puntos de recarga de coches eléctricos

España sigue posicionándose en los últimos países de la UE en el barómetro de Electro-movilidad. A pesar de haber aumentado el número de puntos de recarga y de coches eléctricos, 2,2 puntos en comparación con el trimestre anterior, España no logra alcanzar el ritmo europeo de electrificación de su parque automovilístico.

El barómetro de Electro-Movilidad valora las infraestructuras de recarga y el índice de electrificación dentro del parque automovilístico español. La media de los países europeos se sitúa en 44,5 puntos sobre 100 en el primer trimestre de 2021, mientras que España, a pesar de que siga incrementando la producción de vehículos eléctricos, se posiciona con 20,9 puntos. 

¿Qué está pasando con los puntos de recarga en España?

A nivel nacional las comunidades autónomas de Cataluña, Madrid y Asturias son líderes en el crecimiento de la electromovilidad. Según ANFAC, el número de  puntos de recarga en España ha aumentado, pero un gran porcentaje de ellos no son de acceso público o no funcionan como deberían y por eso no se han incluido dentro del informe.

Por ello, ANFAC tiene pensado realizar en España un despliegue de medidas para incrementar las infraestructuras de recarga eléctrica en España para alcanzar el objetivo de renovar el parque automovilístico español.

¿Cómo es el estado de la movilidad eléctrica en Europa?

La lucha para frenar la notable crisis medioambiental está obligando a los gobiernos europeos a implementar ayudas para frenar las emisiones contaminantes y ayudar a que el coche eléctrico entre al mercado sin problemas.

A pesar del impacto negativo causado por la crisis sanitaria de la Covid-19, los países de Europa siguen por el buen camino para la descarbonización de sus vehículos y, su puntuación en el barómetro de la electromovilidad se aproximan, en la mayoría de países, a los 50 puntos sobre 100 en la producción de coches eléctricos y sus puntos de recarga.

España, República Checa y Hungría, a la cola de la movilidad eléctrica

Aunque existe cierta tendencia positiva en lo que se refiere a la electrificación del parque automovilístico español en el último trimestre nos situamos por delante de Italia, el cual ha mejorado su puntuación, en parte,  gracias al plan de ayudas que llevó a cabo en 2020.

A la cabeza del barómetro son Noruega con 298,5 puntos, Países Bajos que también supera los 100 puntos con 122,8 , y Alemania con 62,7. Todos superan los 50 puntos, e incluso las dos primeras superan los 100.

Esto es un claro indicador de que estos países de la UE otorgan mucha relevancia al tema de la implementación de  vehículos eléctricos, sus correspondientes infraestructuras de recarga, y que a pesar de la presente crisis han sabido ser responsable respecto a la creciente crisis medioambiental, con ayudas para garantizar una movilidad más eficiente y sostenible.

Medidas y ayudas para incentivar la electromovilidad en España

España se encuentra a la cola de la Unión Europea en cuanto a  la implementación de puntos de recargas y del coche eléctrico en el mercado español.

A pesar de que España ha ido progresando año tras año en intentar mejorar las condiciones de electrificación, no ha sido tan eficaz como se esperaba. En gran medida, porque las infraestructuras de recarga han sido deficientes en cuanto a la carga (inferiores o iguales a 22 kW).

Solo hay 60 puntos de acceso público interurbanos con una carga superior a 250 kW en todo el país, lo que hace insostenible poder desarrollar una estructura sostenible de automóviles eléctricos.

Nuevas medidas para impulsar el parque automovilístico

ANFAC tiene pensado implementar 16 medidas para renovar el parque automovilístico español y alcanzar el ritmo de los países europeos. Por otro lado, se aprobó en el Senado el nuevo plan Moves III, provisto con un presupuesto de 800 millones de euros para el primer año.

El objetivo de las medidas de ANFAC es llegar a 2030 con un parque automovilístico de 5 millones de vehículos eléctricos, en los que se incluye motos, autobuses, furgonetas y, sobre todo, turismos.

También, tiene pensado aumentar el número de infraestructuras de recarga eléctrica de acceso público a más de 340.000 para 2030. A continuación vamos a citar alguna de las medidas más importantes que ANFAC va a llevar a cabo en los próximos años:

Medidas para mejorar la electromovilidad en España

Las 16 medidas de ANFAC están divididas en 4 grupos: medidas institucionales, medidas para eliminar barreras de regulaciones, para el impulso económico de las acciones y medidas para la protección de los consumidores.

Las medidas correspondientes son, en gran parte, para que no surjan problemas con las responsabilidades de los grupos institucionales y para garantizar su correcta  y más rápida ejecución. Algunas de estas medidas son:

1. Despliegue de medidas para ampliar la infraestructura de recarga eléctrica en los próximos años

Los objetivos que propone ANFAC para garantizar puntos de recarga de acceso públicos son:

  • Para el año 2022 quieren llegar a implementar de 45.000 a 48.000 puntos de recarga.
  • A finales del año 2025 proponen 110.000 a 120.000 puntos de recarga.
  • El último objetivo sería que en 2030 España tuviese entre 340.000 a 360.000 puntos de recarga.

2. Incrementar el número de infraestructura de recarga interurbana a corto plazo

Debido al actual estado del parque automovilístico español, es necesario un plazo limitado para que dichas medidas  sean construidas con la mayor urgencia y construir, a la mayor brevedad, una red de carreteras apta para todo tipo de consumidores.

3. Incentivar la construcción de infraestructuras de recarga eléctrica en autovías y autopistas

La necesidad de proporcionar puntos de recarga a las estaciones de servicios de autovías y autopistas para que los conductores de vehículos eléctricos tengan las mismas facilidades a repostar que los conductores de vehículos más tradicionales.

4. Promover puntos de recarga inteligente para vehículos eléctricos en los aparcamientos

Esta medida no tiene otro motivo que favorecer las infraestructuras en los edificios tanto para uso residencial como para otros de organismos públicos.

Este marco regulatorio claro y simplificado nos sugiere que las medidas pertinentes se van a llevar a cabo coordinandose con distintos organismos para su correcta ejecución, y poder alcanzar el ritmo europeo de electrificación y, a la vez, conseguir ser un país más sostenible.